“Flamenco directo en el que un hijo se encuentra cara a cara con su padre””

Antonio Canales y Pol Vaquero desplegarán el próximo 27 de septiembre en Casino CIRSA el mejor flamenco. Un flamenco íntimo, personal, en el que los amantes de este baile serán testigos de la enorme complicidad de los protagonistas un espectáculo que por primera vez pone cara a cara a ‘padre e hijo’ sin más acompañamiento que la propia música.

– Mucho ha llovido desde que trabajaran juntos por primera vez hace 25 años… ¿Qué recuerdos tienen de esos años?

Pol Vaquero: “Los recuerdos los tengo muy presentes porque he continuado junto a él desde entonces. Son muchas cosas que no podría enumerar pero salir de Córdoba, venir a Madrid, conocer mundo, viajar con su compañía y aprender cada día. Son recuerdos imborrables porque es lo primero que recuerdo como artista. Imagínate cada día estar con los artistas que veías en la tele y convivir con ellos. Esto no se olvida”.

Antonio Canales: “Pol tenía 16años cuando entra a formar parte de la compañía, son muchos recuerdos los vividos en estos años. Lo he visto crecer, hacerse un hombre, crear una familia, llorar a los seres queridos… es como un hijo mío, no carnal pero sí espiritual. Siempre lo he considerado un niño muy virtuoso desde pequeño y poco a poco ha ido creciendo como artista. Es muy completo, muy versátil. De hecho, hace poco ha hecho de protagonista en Torero y, de las tres personas que lo han hecho, es el que mejor sabe mis secretos. Cuando vi su interpretación en Madrid me hizo llorar, sudar… me copia el alma que es lo más difícil. Es como si el tiempo ni hubiera pasado. Me siento muy orgulloso de él y creo que, actualmente, es una de las figuras más importantes de la danza y flamenco”.

-Pol comenzó su carrera profesional junto a Antonio Canales, ¿Qué aprendió del maestro y su compañía? En alguna ocasión ha comentado que le cambió la vida

Pol Vaquero: “Tenía 16 años, era joven, pero por la educación que me habían dado tanto mi familia como los maestros que sabía como comportarme. Sabía los valores que me habían enseñado, sabía que debía confiar en mí, ser precavido. Trabajar con Antonio Canales y su compañía es cumplir un sueño, pero de eso te das cuenta con el tiempo. Eres joven, vives el momento y sólo quieres aprender, no piensas eso, quería comerme el mundo. Es cierto que me cambio la vida, fue el punto de inflexión pero lo que más me sorprendió de Antonio fue su marea de trabajar y dirigir, ese conocimiento de llegar a un teatro y saber que hay que hacer en todo momento, en todos los niveles técnico…”

-¿Qué hizo que Antonio Canales se fijará en un chaval de 16 años que estudiaba en el conservatorio?

Antonio Canales: “Necesitaba cinco chicos y chicas por lo que hice audiciones. Lo cierto es que enseguida vi la facilidad que tenía. La audición se hacía en las clases de ballet, de flamenco, clásico español, bolera … vi lo completo que era, era guapísimo, con mucha planta. Sabía que iba a triunfar”.

-Con el paso de los años ¿qué ha aprendido de Pol Vaquero?

Antonio Canales: “He aprendido de su constancia, su amor por este arte, es muy disciplinado. Pol es muy meticuloso, se toma muy enserio su trabajo y pierde muchas horas para captar la esencia de las cosas, captar los pequeños detalles. Además, es una persona que escucha mucho, sabe escuchar y es complicado encontrar a gente que lo haga”.

– ¿Cómo y por qué nace ‘Reencuentro’?

Pol Vaquero: “Tuve la posibilidad de hablar con Luis Jiménez y me propuso hacer algo con Antonio, lo hablamos y los dos sabíamos que era algo que teníamos pendiente. Nos apetece mucho hacerlo y Casino CIRSA es un ambiente que encaja a la perfección”.

Antonio Canales: “En alguna ocasión habíamos comentado que deberíamos quitarlo todo y quedarnos frente a frente. Era algo pendiente que teníamos. Ahora Pol ya es un hombre maduro y yo un joven veterano y podemos mantener un cara a cara en el escenario, un antes y un después, es como un flamenco directo, con el corazón en la mano en la que un hijo se encuentra cara a cara con su padre”.

-¿Qué se va a encontrar el espectador el próximo 27 de septiembre en Casino CIRSA?

Pol Vaquero: “El espectador va a encontrar mucha complicidad, sonrisa, se trata de pasar una noche de flamenco en buena armonía en la que el show va a mostrar nuestro alma. Queremos llevar la relación que tenemos a nivel personal al escenario. Vamos a hacer un encuentro en el que estamos solos y en el que se podrá disfrutar del flamenco. Va a ser un acto íntimo en Casino CIRSA”.

 

Anterior Resumen del Superprizepool 'Summer Edition’
Next ¿Animamos juntos a España en la final?

Sobre el autor

También te puede interesar